garbanzos al pesto

Garbanzos al pesto de pistachos

Receta superfácil de preparar de garbanzos al pesto.

Ir a la receta

Aunque lleva su tiempo por la necesaria cocción de los garbanzos, su sabor merece totalmente la pena. Estos garbanzos al pesto son una forma diferente y deliciosa de comer una legumbre de la que me confieso muy fan. Además, estando en el Año Internacional de las Legumbres, me apetecía seguir ofreciendo recetas de este tipo, además de las que ya ofrecí hace poco con este motivo. 

Además utilicé garbanzos de Fuentesaúco, que por su tamaño, sabor y cocción me parecen ideales para estos garbanzos al pesto.

Garbanzos al pesto de pistachos

Receta de Alberto MuchaVidaPlato: Plato principalCocina: Cocina fusiónDificultad: Fácil
Raciones

2

raciones
Tiempo

3

horas 

Ingredientes

  • Para los garbanzos
  • 200 g de garbanzos de Fuentesaúco

  • Unas hojas de col china

  • 2 zanahorias

  • Media cebolla

  • Medio puerro

  • 1 taza de guisantes (si son frescos, mejor)

  • Sal

  • Para el pesto de pistachos
  • Un puñado de pistachos pelados

  • Un puñado de hojas de albahaca fresca

  • 1 diente de ajo

  • Un par de cucharadas de parmesano rallado

  • Aceite de oliva

Instrucciones

  • Antes de nada, para preparar estos garbanzos al pesto, como en cualquier otra cocción de garbanzos, debemos tener la legumbre en remojo. El tiempo dependerá de varios factores, entre los principales, la dureza del agua. En Salamanca, donde no tenemos un agua muy dura, con 8 horas debería bastar. 
  • Tras esto, el primer paso para preparar estos garbanzos al pesto es ponerlos a cocer. Para ello, calienta agua hasta que hierva, añades los garbanzos y los dejas cociendo a fuego lento durante unas 2-3 horas, hasta que el garbanzo esté tierno.
  • Puedes, además, añadir unas verduras a esta cocción, con lo que te aseguras un caldo espectacular (que es uno de los puntazos de esta receta; ya verás para qué se utiliza) que, si te sobra, será una sopa estupenda para cualquier noche un poco fresca. Yo, en este caso, añadí zanahorias, puerro, cebolla y col china.
  • Mientras, puedes ir preparando el pesto, solo que en este caso vamos a hacer una salsa ligeramente diferente para estos garbanzos con pesto. La combinación habitual para preparar el pesto es de piñones, albahaca fresca, ajo, aceite de oliva, parmesano rallado y algún queso de oveja, también rallado. En este caso, no obstante, yo utilicé solo parmesano y sustituí los piñones por un buen puñado de pistachos pelados, obteniendo un pesto de pistachos que a mí, personalmente, me encanta. Lo reservamos.
  • Colamos las legumbres, reservando el caldo; vamos a necesitar un poco (medio vaso) para esta receta, el resto lo puedes congelar porque está buenísimo y sería una auténtica desgracia que no lo consumieses en algún momento.
  • Además separamos las verduras de los garbanzos y escaldamos unos guisantes durante un par de minutos. Juntamos los garbanzos con los guisantes; ya no queda nada para disfrutar de nuestros garbanzos al pesto.
  • Mezclamos 2-3 cucharadas del pesto de pistachos con el vasito de caldo que reservamos y añadimos esta sopa a los garbanzos con guisantes. Podemos servir o reservar y calentar antes de servir.

Notas

    u003cliu003eSi añades una pizca de bicarbonato sódico al agua en el que pones los garbanzos en remojo, necesitarás menos tiempo y, sobre todo, conseguirás una mejor textura de la legumbre.u003c/liu003e

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.