Solomillos de pollo con ajo entreverado

El otro día me puse a hacer la cena con unos solomillitos de pollo que había traído mi chica.

El caso es que el frigorífico estaba bajo mínimos y todo lo que encontré fue unos ajos (muy buenos, eso sí), una cebolla, un tomate y aceitunas verdes. Había más cosas, sí, pero no me servían. Además todos estos productos estaban en las últimas y, como no me gusta tirar nada, me puse a pensar qué podía hacer con todo ello.

Y esto fue el resultado.

Ingredientes

Solomillitos de pollo (yo hice unos 10, éramos dos personas y nos sobraron la mitad)

1 ajo

Media cebolla

1 tomate

Aceitunas verdes

Ajo y albahaca frescos de Gourmet Garden

Sal

Pimienta

Aceite de oliva

La primera tarea, y quizá la más complicada de toda la receta para que veáis lo fácil que es, es pelar los dientes de ajo y laminarlos. Las láminas no pueden ser ni muy gruesas ni muy finas.

Ahora lo que haremos será coger cada uno de los solomillitos de pollo y practicarles tres cortes con suficiente distancia entre ellos. No pueden ser cortes muy profundos porque entonces cortarás el solomillo. Debe ser lo justo para que nos permita introducir las láminas de ajo que hemos hecho.

pollo con ajo entre medias
Las láminas se encajan bien en los solomillitos, para que queden sujetas

Hecho esto, lo demás viene ya rodado. Primero, tras salpimentarlos, pasamos por la plancha los solomillitos, procurando que no se suelten los ajos. Hay que tener mucha paciencia; primero hacemos la parte sin ajo, luego, con cuidado, la otra parte. La carne se cerrará y dejará las láminas de ajo atrapadas.

pollo con el ajo entreverado
Tú de aquí ya no te escapas

Tengo ganas de hacer esto mismo con un solomillo de verdad (no es que los de pollo no lo sean, es que eso de los solomillitos… No sé, a mí no me termina de sonar bien) y con algún otro producto que te permita, después de cenar, besar a tu pareja. Vosotros ya me entendéis.

Bueno, una vez hechos los solomillitos, los reservamos. En la misma sartén en la que hemos hecho el pollo, añadiendo una gota de aceite, hacemos la verdura, que previamente hemos picado. Salpimentamos y añadimos media cucharada de ajo picado y otra de albahaca fresca. Mezclamos bien y dejamos que se haga, hasta que la cebolla se quede casi translúcida. Añadimos las aceitunas en el último momento, le damos una vuelta a todo, servimos y a disfrutar.

Pollo al ajo
Aviso: no intentes besar a tu pareja después de comértelo

La recomendación del chef

No sé si el ajo hace más grande al pollo, pero desde luego, estaba buena. Del mismo modo que no sé si en realidad esta canción la incluyo más por las ganas de primavera y solecito que tengo que otra cosa. El caso es que el vídeo me ha hecho mucha gracia. Y que me gusta, porque invita a soñar que podemos ser más grandes y a echarle imaginación a la vida.

[youtube=http://youtu.be/BtU-PrWknWA]

5 comentarios

Responder a Pasean2 (@pasean2) Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.